La imagen como estrategia para alcanzar tus metas

Los asesores de imagen trabajamos en la comunicación no verbal y en la autoestima de nuestros clientes.  La comunicación no verbal engloba a todo lo que hace a la imagen personal del cliente, cómo se viste, se arregla, camina, su postura, cómo se muestra, sus modales, etc. Cómo decide mostrarse al mundo.

La autoestima se trabaja de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro, generando seguridad y bienestar y reforzándola al lograr exteriorizar una imagen coherente con la personalidad del cliente y sus objetivos.

Dice Sergio Rulicki, especialista en Comunicación no verbal, en uno de sus libros que “A través de los gestos no verbales se evidencian las valoraciones positivas o negativas que experimentamos hacia otras personas”. Como todos sabemos, no hay segundas oportunidades para una primera impresión y, antes de llegar a conocer a alguien en profundidad, vamos a prejuzgar por lo que vemos al conocerlo.

En tan solo unos pocos segundos y tal vez de manera inconsciente, vamos a interpretar el estado de ánimo y el carácter de las personas con las que nos relacionamos. Por las decisiones de imagen tomaron, nos animamos a suponer su edad, su profesión, sus intereses y un sinfín de otras cuestiones.

En el trabajo y en la vida social proyectamos una imagen creada por nuestro comportamiento verbal y no verbal, que podemos diseñar de manera estratégica para que los demás la interpreten de acuerdo a nuestros objetivos. Realizar una asesoría de imagen consiste justamente en esto, en trazar objetivos de imagen para poder sumar comunicacionalmente desde cómo elegimos mostrarnos, potenciando características propias que nos permitan acercarnos a nuestras metas.

Es en función de la imagen y la comunicación no verbal que evaluamos mutuamente nuestras cualidades y tomamos decisiones tales como otorgar o no nuestra confianza. Un claro ejemplo es la decisión de contratar o no un servicio según lo que percibimos de la marca en redes sociales, su sitio web, un correo electrónico con información, la imagen de sus empleados, etc. Y más aún cuando marca y persona son lo mismo. De ahí la importancia de una imagen estratégica, que transmita lo que elegís contarle al mundo y que sea coherente con tu personalidad. La habilidad en el manejo de nuestra imagen contribuye a la empatía, el carisma, la persuasión y el liderazgo. Si proyectamos una imagen coherente con nuestros objetivos, podemos obtener los mejores resultados de cada interacción con los demás.

A través de un asesoramiento de imagen logramos conocernos, evaluar nuestras opciones y diseñar nuestra imagen personal, para poder adquirir herramientas para desenvolvernos en cada escenario que pueda presentarse.

Invertir en tu imagen es avanzar en la dirección correcta para poder alcanzar tus metas.

1 comentario en “La imagen como estrategia para alcanzar tus metas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos en

Contacto

¿Querés contratar alguno de mis servicios? ¿Tenés preguntas o comentarios? Completá este formulario y en breve me contacto con vos.